Foco de mar

Foku, al igual que Buia, es resultado de la investigación y la reflexión sobre las posibilidades que ofrecen aquellos objetos, cuya función principal ha terminado debido al deterioro del propio uso. El ciclo de vida útil de un producto termina cuando este ya no cumple correctamente la función para la cual ha sido creado. Lo que no significa que este mismo producto no pueda “resucitar” para comenzar un nuevo ciclo, en un contexto en el que sus propiedades tras el deterioro aporten lo necesario gracias a pequeñas modificaciones.

Adaptando las características propias de una defensa náutica al mundo de la iluminación, dos contextos que a priori poco tienen en común, observamos que la propia forma del objeto base, una vez cortado por la mitad, recordaba a un proyector de luz.

La inclinación de la pantalla ofrece un ángulo de iluminación, que aunque poco común en lámparas de techo, resulta interesante al generar configuraciones a diferentes alturas y posiciones.

Gracias a las características del material,
la proyección de la luz no traspasa la pantalla,
de esta manera se consigue el efecto foco.

El orificio lateral de la pantalla ofrece la posibilidad de colgarla del techo o apoyarla alrededor de un tubo de acero inoxidable. El peso de la misma pantalla y el hecho de estar fabricada con un material antideslizante, hacen que podamos posicionarla a la altura deseada con un simple gesto.

⥃     Proyectos Relacionados